faride z

MISTRAL Y SU ETERNO RETORNO

Share Button

Por Faride Zeran

 

Cuando la Universidad de Chile celebra sus 173 años de existencia asumiendo una voz protagónica en el debate público sobre la reforma a la educación superior y, particularmente, en torno al urgente fortalecimiento de un sistema de universidades del Estado, la figura de Gabriela Mistral a 70 años de la entrega del Premio Nobel recobra una vigencia especial.

No sólo porque es la primera persona que recibe el título y grado de Doctor Honoris Causa, creado para ella en la Universidad de Chile en  septiembre de 1954; ni porque el Salón de Honor abrió sus puertas para acoger su féretro,  tres años más tarde, en una despedida en la que participaron cientos de miles de hombres, mujeres y niños que desfilaban ante su ataúd rindiéndole homenaje.

La vigencia de Mistral está sin duda en la relectura de su obra, en el re-conocimiento de sus vidas, en la interpelación de un país que habitando las primeras décadas del siglo XXI mira a la mujer del siglo XX, a la maestra e intelectual pública que ejerce su rol y disputa sus espacios, así como resiste  los intentos de reducirla o invisibilizarla.

Y es que Gabriela Mistral cruza dos siglos sorteando los silencios y omisiones y se instala en el presente apuntando, entre otros aspectos, a los vacíos del Estado en su responsabilidad de una educación pública de calidad.

Por ello, cuando el país se apronta a conmemorar los 70 años de la entrega del Premio Nobel, la Universidad de Chile abre nuevamente su Casa Central para recibirla en un nuevo retorno.

Esta vez, bautizando la sala-museo de sus tesoros patrimoniales con el nombre de Gabriela Mistral, e inaugurando la primera muestra dedicada a ella: Poema de Chile, la escritura sólo acaba con la muerte. También, difundiendo el  patrimonio fotográfico con un libro – homenaje a la Mistral diseñado por el Premio Nacional de Artes Plásticas,  Gonzalo Díaz, y por supuesto, acogiendo en  las páginas de El Paracaídas nuevos aspectos sobre su vida y obra.

Así por ejemplo se inscriben los aportes en torno a  su legado en la mirada de Diamela Eltit,  Grínor Rojo y Ana Pizarro; el testimonio de Manuel Jofré  sobre la ceremonia fúnebre realizada en la Casa Central; los artículos que abordan el desconocido episodio en que Mistral fue expropiada de  sus derechos de autor, su carrera hacia el Nobel y el último adiós en Chile, entre otros aspectos de este dossier especial de octubre-noviembre que abre con Gabriela y cierra con una reflexión sobre el universo, por quien es hoy el flamante nuevo Premio Nacional de  Ciencias Exactas.

Una reflexión que, si bien apunta al espacio, tiene los pies muy puestos sobre la tierra y también sobre su Universidad, a quien demanda mantenerse en su  rol de bastión del pensamiento crítico y de la razón para contribuir a un  país mejor.

 

*Publicado en El Paracaídas #12

Share Button